3 El hombre no se afirmará por medio de la impiedad; mas la raíz de los justos no será movida