9 El amor sea sin fingimiento, aborreciendo lo malo, llegándoos a lo bueno