18 Porque mientras viviere, será su vida bendita; y tú serás loado cuando fueres próspero