14 pero Eleazar y David
no cedieron terreno en medio del campo e hicieron retroceder a los filisteos. Así que el Señor
los salvó dándoles una gran victoria.