1 David en su vejez
El rey David era ya muy anciano y, por más frazadas que le ponían, no podía entrar en calor.