25 Pero si siguen pecando, ustedes y su rey serán destruidos.