24 Por su parte, asegúrense de temer al Señor
y de servirlo fielmente. Piensen en todas las cosas maravillosas que él ha hecho por ustedes.