21 (Lo que cobraban era lo siguiente: ocho gramos
de plata por afilar una reja de arado o un pico, y cuatro gramos
por afilar un hacha, una hoz o una aguijada para bueyes).