5 Cuando su escudero vio que Saúl estaba muerto, se echó sobre su propia espada y murió junto al rey.