13 Cuando oró, el Señor
lo escuchó y se conmovió por su petición. Así que el Señor
hizo que Manasés regresara a Jerusalén y a su reino. ¡Entonces Manasés finalmente se dio cuenta de que el Señor
es el único Dios!