7 Entonces Abisai y Joab,
junto con la escolta del rey
y todos sus poderosos guerreros salieron de Jerusalén para perseguir a Seba.