18 No dejen que los condene ninguno de aquellos que insisten en una religiosa abnegación o en el culto a los ángeles,
al afirmar que han tenido visiones sobre estas cosas. Su mente pecaminosa los ha llenado de arrogancia