3 Cualquiera que pertenezca a su pueblo puede ir a Jerusalén de Judá para reconstruir el templo del Señor
, Dios de Israel, quien vive en Jerusalén, ¡y que su Dios esté con ustedes!