5 »Esto dice el Señor
Soberano:
¡Desastre tras desastre
se te acerca!