2 Ayúdense a llevar los unos las cargas de los otros, y obedezcan de esa manera la ley de Cristo.