32 Taré vivió doscientos cinco años
y murió mientras aún estaba en Harán.