8 Pero Abram respondió:
—Oh Señor
Soberano, ¿cómo puedo estar seguro de que realmente voy a poseerla?