18 Por eso, aun el primer pacto fue puesto en vigencia con la sangre de un animal.