25 De modo que, durante la noche, algunos de los creyentes
lo bajaron en un canasto grande por una abertura que había en la muralla de la ciudad.