17 ¡Inclínate, oh Señor
, y escucha! ¡Abre tus ojos, oh Señor
, y mira! Escucha las palabras desafiantes de Senaquerib contra el Dios viviente.