7 »Pero ustedes no querían escucharme —dice el Señor
—. Me pusieron furioso al rendir culto a ídolos hechos con sus propias manos y trajeron sobre ustedes todos los desastres que ahora sufren.