15 La tristeza de Raquel se torna en alegría
Esto dice el Señor
:
«En Ramá se oye una voz,
profunda angustia y llanto amargo.
Raquel llora por sus hijos,
se niega a que la consuelen,
porque sus hijos se han ido».