16 Pero ahora esto dice el Señor
:
«No llores más,
porque te recompensaré —dice el Señor
—.
Tus hijos volverán a ti
desde la tierra lejana del enemigo.