6 »¡Oh espada del Señor
!
¿Cuándo volverás a descansar?
Vuelve a tu vaina;
descansa y mantente quieta.