29 La tierra tiembla y se retuerce de dolor,
porque todos los planes del Señor
contra Babilonia no han cambiado.
Babilonia quedará desolada, sin un solo habitante.