5 Tus pecados le dicen a tu boca qué decir,
y tus palabras se basan en el astuto engaño.