3 Los sabios no se enredan en palabras vanas.
¿De qué sirven tales palabras?