6 En cambio, sufro si me defiendo,
y no sufro menos si me niego a hablar.