5 Sin embargo, yo les daría palabras de ánimo;
intentaría aliviar su dolor.