8 Voy hacia el oriente, pero él no está allí;
voy hacia el occidente, pero no puedo encontrarlo.