18 pero cuando se la arranca de raíz,
¡es como si nunca hubiera existido!