5 Tomaron mi plata y mi oro y todos mis tesoros preciados y los llevaron a sus templos paganos.