23 Pues el Señor
su Dios secó el río a la vista de ustedes y lo mantuvo seco hasta que todos cruzaran, tal como hizo con el mar Rojo
cuando lo secó hasta que todos terminamos de cruzar.