49 Esa multitud tonta que lo sigue es ignorante de la ley, ¡está bajo la maldición de Dios!