50 Entonces tomó la palabra Nicodemo, el líder que había ido a ver a Jesús: