33 Pues él no se complace en herir a la gente
o en causarles dolor.