41 »Todos los animales pequeños que corren por el suelo son detestables, y nunca deberás comerlos.