64 Le vendaron los ojos y le decían: «¡Profetízanos! ¿Quién te golpeó esta vez?».