27 Ella había oído de Jesús, así que se le acercó por detrás entre la multitud y tocó su túnica.