50 y arrojarán a los malos en el horno ardiente, donde habrá llanto y rechinar de dientes.