5 Envié mis profetas para destrozarlos,
para aniquilarlos con mis palabras;
con juicios tan inevitables como la luz.