10 Toda la ciudad festeja cuando el justo triunfa;
grita de alegría cuando el perverso muere.