12 Es necio denigrar al vecino;
una persona sensata guarda silencio.