6 En la casa del justo hay tesoros,
pero las ganancias del perverso le acarrean dificultades.