13 Come miel, hijo mío, porque es buena,
y el panal es dulce al paladar.