18 Pues el Señor
se molestará contigo
y quitará su enojo de ellos.