19 No te inquietes por causa de los que hacen el mal,
ni envidies a los perversos.