34 entonces la pobreza te asaltará como un bandido;
la escasez te atacará como un ladrón armado.