12 Cuando camines, no te detendrán;
cuando corras, no tropezarás.