13 Aférrate a mis instrucciones, no las dejes ir;
cuídalas bien, porque son la clave de la vida.